Millán propone en un manual una "puntuación más rica"


I. OBIOLS - Barcelona
EL PAÍS - Cultura - 05-04-2005

Filólogo de formación, José Antonio Millán (Madrid, 1954) ha trabajado toda su vida en el sector editorial. Una de las primeras tareas que desempeñó fue la de corrector de pruebas, de la que le ha quedado el tic de mirar con lupa todo texto que le cae en las manos. A esta deformación profesional ha dedicado el libro Perdón imposible (RBA), una guía "para una puntuación más rica y consciente".

Basado en el manual Eats, shoots & leaves, de Lynne Truss -un best seller en el mundo anglosajón-, Perdón imposible ofrece un corpus de ejemplos sacados de los textos más diversos -leyes, recetas, prospectos de medicamentos, instrucciones, cartas de restaurantes, rótulos de tiendas, artículos de prensa- y una introducción a la historia de la puntuación. "Procuro dar ánimos a todo tipo de lectores y eliminar prejuicios. Uno no puntúa para dar gusto a la Academia, sino para que le entiendan", explica Millán. "La puntuación es una caja de herramientas y quien puntúa escoge dentro de un repertorio limitado, pero que tiene un aspecto creativo".

El filólogo opina que, en general, "se puntúa de forma pobre" porque no hay unas normas tan claras como las ortográficas y no es un asunto en el que se incida especialmente en la enseñanza. Como quien dice, se lo tiene que montar cada uno por su cuenta: "Hasta ahora se habían ocupado de la puntuación las gentes del oficio, los correctores. Pero cada vez existe menos control de calidad tanto en los periódicos como en las editoriales, y no digamos en Internet".

Uno de los capítulos -muy breve- está dedicado a la puntuación en el Quijote. Aquí recuerda que durante largo tiempo el responsable último de la puntuación de un texto no era el propio autor, sino el componedor o el corrector en la imprenta, y que la puntuación del Quijote ha ido variando en las sucesivas ediciones. Como ejemplo, compara la presentación del primer capítulo de la primera edición, donde no hay ni un solo punto y aparte, con las más modernas, donde hay varios.

Para los aficionados a la puntuación, Millán ha colgado en Internet (/perdonimposible/index.html) un concurso y materiales complementarios.